Septiembre / Octubre 2014

Esas caras desconocidas

En su primera reunión recibió la chispa de amor que necesitaba

Cuando entré por vez primera en una reunión de Alcohólicos Anónimos recuerdo que me sentía atribulado. La causa no era sólo el dolor que me había llevado hasta ese grupo de caras desconocidas formando dos semicírculos y con un tipo sentado en una mesa, al que todos observaban como director de una orquesta. Yo tenía una sensación de vacío, yo era un ser que caminaba y nada más, perdido, sin horizonte, desahuciado por la vida y por todos.

¿desea continuar leyendo?

Debes tener una suscripción a La Viña para tener el acceso completo a nuestras historias y audios.

inicia sesión Renovar Suscríbete

¿Necesita ayuda con servicio al cliente?

Llame al 800-640-8781 (Español), 800-631-6025 (Inglés), 212-870-3456 (Francés)
o escriba al correo electrónico: preguntas@aagrapevine.org (Español) o customerservice@aagrapevine.org (Inglés)

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí