Un fondo solitario
Noviembre / Diciembre 2022 | Cortos de La Viña | Sección Especial

Un fondo solitario

Al perder sus hijos, ya no tenía ganas de vivir, hasta que le pasaron el mensaje de AA

Hola, soy Maricruz, del grupo “Trasmítelo”, hace ya unas cuantas horas que estoy en el grupo.

Cuando yo decidí ir al grupo de AA quise cambiar mi vida, porque estaba desesperada de llevar una vida alcohólica, ya no tenía familia y lo había perdido todo.

Soy madre de dos hijos, y por andar alcoholizada y con amigos perdí a mis dos hijos. Eso fue cuando yo tomaba mucho más y no quería parar de tomar.

Al recordar que perdí a mis dos hijos yo quería morirme, y en una de las veces que estaba yendo a bailar a una barra, un joven me entregó una tarjeta donde me decía: “¿Te gustaría ir a un grupo de AA”, y le dije: “Estás loco, yo no soy alcohólica, yo no puedo ir a eso”. Después lo volví a ver y me volvió a pasar el mensaje, entonces decidí venir a una de las juntas y empecé a entender que era yo una alcohólica, y a comprender el por qué era igual a todos los compañeros.

Gracias a AA soy una mujer totalmente diferente a aquella que yo era, ahora tengo tres años que no tomo y he recuperado a mis hijos. Sigo en el programa y soy muy feliz.