La oveja negra
Noviembre / Diciembre 2022 | Cortos de La Viña | Sección Especial

La oveja negra

Siempre se sintió aislado de los demás hasta encontrar su hogar espiritual

Mi nombre es Pablo y vengo de una familia numerosa, soy el sexto hijo y soy la oveja negra de la familia.

Me dio por vivir una vida que para mí fue de muchas penurias y fracasos, y de la cual no había aceptación. Lo más grave que pasé fue cuando vino la muerte de mi hermano en el año 1974, el primero de enero. Yo ya había tenido contacto con el alcohol, y con la muerte de mi hermano, me tiré de lleno con el señor alcohol y ya no hubo detenimiento, fueron muchas horas, días y años al lado del alcohol, y por eso tuve que pagar las consecuencias y llegar hasta lo último del vicio.

Vivía con taquicardia, delirios extremos y le pedía a Dios que ya no amaneciera. Además, todavía pensaba que no lo iba a hacer en Alcohólicos Anónimos.

Lo bueno fue que, gracias a un puñado de hombres y mujeres y a un acto de la divina providencia, fueron pasando los días, las semanas y los años, y ahora este es mi lugar, al que yo pertenezco.