El inventario diario
Noviembre / Diciembre 2022 | Cortos de La Viña | Paso Diez

El inventario diario

La práctica regular de este paso le ayuda a ser consciente de defectos errantes en su día a día, antes de que se vuelvan serios problemas

Como alcohólico en proceso de recuperación necesito algo que me ayude a computar mi progreso en el programa que he venido practicando durante años.  Ese algo me lo brinda el Décimo Paso.  A la misma vez que me ayuda a computar mi progreso en AA, y me ayuda a mantenerme equilibrado emocionalmente día a día.

Compañeros, con la perseverancia en la práctica de este paso (inventario diario) evito enterrar muchas faltas que me podrían hacer daño durante mi recuperación y defenderme diariamente de aquellos nuevos defectos que podrían aparecer, y de los muchos viejos que podrían retornar. No hay duda de la sapiencia de nuestros pioneros, y por eso insertaron este paso aquí. 

Recordemos siempre, que el mal tiene raíces muy profundas, y en algún momento de nuestras vidas pueden volver a traernos dificultades, dificultades que se manifiestan mediante las “resacas emocionales”, resacas que están constantemente al asecho para atacarnos en los momentos más inoportunos de nuestro diario vivir.  Estas resacas emocionales se manifiestan única y exclusivamente en los cambios de carácter y personalidad (mal humor, soberbia, depresiones, resentimientos, etc.) no hay cambios físicos de índole alguna.  Estos cambios aparecen como consecuencia de nuestros excesos emocionales del pasado que afloran en un momento dado.

Estos excesos retornan por diversas razones, como retrotraer un resentimiento, ausentarnos en demasía de las  reuniones,  no  estar  bien  enterado  de  cómo  trabaja  nuestro  programa,  el  que  podríamos  entender  mejor si nos esforzamos por  seguir  al  pie  de  la  letra  todas  las  sabias  sugerencias  que  nos  hace  el  programa,  y  a  la  misma  vez,  practicar  este  Décimo  Paso siguiendo la sugerencia  que  nos  hace  Bill, de  retirarnos  por  lo  menos  una  o  dos  veces  al  año  del  mundanal  ruido,  para  tranquilizarnos,   dedicando  uno  o  dos  días  a  meditar  y  revisar  lo  que  hemos  hecho  durante  todo  nuestro  año  anterior. 

Compañeros, con este retiro del bullicio mundano podemos reforzar aquel Quinto Paso que muchos de nosotros ya practicamos durante  nuestros  primeros  años  de  recuperación,  fortaleciendo  cada  vez  más  nuestra  sobriedad,  para  que  cada  día  sea  más  robusta  y  jamás  enclenque.  Además, esta soledad nos es útil para practicar el Cuarto y Quinto Paso;  aquellos  que  llevan  menos de 24  horas  y  aún  no  lo  han  hecho,  inténtenlo. 

Compañero, si usted sigue todas las sugerencias de nuestro  programa  como  es  y  no  como  usted  cree,  y  las  resacas  emocionales  se   repiten  consecuentemente,  no  hay  duda  que  usted  necesita ayuda profesional.  Hermanos de recuperación, les aseguro que los resultados de un retiro son eficaces y de  gran  utilidad,  pues  llevo  haciéndolo  así  durante  muchos  años  y  doy  fe  que  funciona. Amigos, no hay como la soledad  para  retrotraer  el  pasado,  organizar  los  pensamientos  y  adentrarnos  en  la  parte  espiritual  de  nuestro  programa.  Les aseguro que  no  se  arrepentirán;  inténtelo y  verán  los  buenos  resultados. 

Compañeros, si el pasear, caminar y correr son ejercicios  corporales  para  preparar  y  fortalecer  el  cuerpo;  del  mismo  modo  examinar la conciencia, meditar, contemplar, orar vocal y mentalmente, son  ejercicios  muy  eficaces  para  preparar  el  alma para  que  todas  nuestras  afecciones  desordenadas (defectos  de  carácter)  puedan  ser  eliminadas.  

Al retirarme del mundanal ruido tengo la  gran  oportunidad  de  hacer  más  llevadero  el orden  de  mi  vida  sin  ingerir  alcohol,  para  que  se  me  haga  más  fácil  romper  toda  resistencia  que  aparezca  en  mi  recuperación.  No hay nada mejor que el silencio y la soledad para  comunicarse  mejor  con  el  Poder  Superior,  como  cada  cual  lo  conciba.

Hermanos en la recuperación, no tengo la más mínima  duda  que  si  se  te  hace  difícil  trabajar  con  la  parte  espiritual  de  los  pasos,  aislado, encontrarás  la  forma  de  hacerlo  mucho  mejor.  Todo esto que les digo lo  he  comprobado,  da  resultados  exitosos;  si  me  dio  resultado  a  mí  y  a  otros, ¿Por  qué,  no  te  va  a  resultar  a  ti? date la oportunidad.  Para hacer un retiro no tienes que pertenecer a ninguna religión ni seguir ningún rito. Allí encontrarás las respuestas  a  todas  tus  dudas  concernientes  a  la  espiritualidad,  por  personas  conocedoras  del  tema.  Anímate, mete mano y  no  te  duermas  en  los  laureles,  que  para  luego  puede  ser  tarde.

Hasta aquí mí reflexión  sobre  el  Décimo Paso  y  la  recomendación  de  Bill  de  retirarme  por  lo  menos  una  vez  al  año.  Hasta la próxima. 

Que el Poder Superior los bendiga.