Cortando cadenas
Noviembre / Diciembre 2022 | Cortos de La Viña | Sección Especial

Cortando cadenas

El apadrinamiento le enseñó las herramientas para encontrar el perdón

Hola compañeros, soy Juan Zurdo y soy alcohólico. El 27 de enero del año 2002 recibí el mensaje de AA y hasta la fecha me he mantenido sin beber asistiendo a las reuniones, oyendo experiencias, compartiendo la mía y haciendo un servicio, o sea, regresando la dádiva.

Gracias al apadrinamiento entendí que los grupos de AA no son guarida de malhechores, descubrí que son para la recuperación del alcohólico, para venir a compartir, trascender, asimilar y aceptar mis errores. Para encontrar el amor propio perdido en alguna cantina. Yo encontré el perdón y pedí disculpas a quien lastimé. Encontré en AA las herramientas para cortar esas cadenas de dolor, humillación y sufrimiento con las que arrastré a mi familia durante mi alcoholismo, porque en AA encontré estas tres cosas: Libertad, alegría y amor. Libertad del alcoholismo, alegría de vivir y amor para conmigo y mis semejantes.

Gracias al programa hoy vivo diferente y mi familia está mejor. Gracias y felices 24 horas.