Deuda de gratitud
Noviembre / Diciembre 2021 | AA en familia | Esquina del RLV

Deuda de gratitud

No parecía haber un escape a su fondo, pero ahora sirve para regresar la dádiva que el programa le regaló

Mi mayor defecto... no sé por cual decidirme, no sabía ni que los tenía, o nunca puse atención a esas cosas. Durante toda mi vida, sólo vivía por instinto a la deriva. Llegué a Alcohólicos Anónimos, a la edad de veintidós años, derrotado y muy dañado por mi manera de beber y usar otras sustancias. Bueno, yo pensaba que eso era lo que me había hecho parar en un grupo de AA; lo cual me daba vergüenza y no podía aceptar que yo siendo tan joven llegara a un lugar de estos. Yo pensaba que AA era sólo para ancianos y personas locas, pero a mi corta edad ya tenía muchos problemas con el alcohol y otras sustancias que yo usaba.

¿desea continuar leyendo?

Debes tener una suscripción a La Viña para tener el acceso completo a nuestras historias y audios.

inicia sesión Renovar Suscríbete

¿Necesita ayuda con servicio al cliente?

Llame al 800-640-8781 (Español), 800-631-6025 (Inglés), 212-870-3456 (Francés)
o escriba al correo electrónico: preguntas@aagrapevine.org (Español) o customerservice@aagrapevine.org (Inglés)

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí