Article Hero Image
Noviembre / Diciembre 2000

Los problemas de cooperación entre AA y los otros programas de tratamiento

En enero de 1971 se cumplirá el vigésimo aniversario de mi primer encuentro con Alcohólicos Anónimos. Recordando el pasado, ahora me doy cuenta que fue uno de los sucesos más importantes de mi vida. Como tantas otras personas, puedo decir con sinceridad que esta experiencia cambió, o moldeó, el rumbo de mi vida. No sólo me pude familiarizar con esta organización extraordinaria, sino que además fue el punto de partida de mi trabajo de toda la vida. Cuando tuve este primer contacto, estaba haciendo el posgrado en la universidad. Debido al interés que avivó en mí esta experiencia, quedé fascinado con los problemas del alcoholismo en nuestra sociedad y con el poder terapéutico de Alcohólicos Anónimos. El resultado fue que investigué este campo y como a los dos años y medio tuve la gran oportunidad de que me solicitaran para crear el primer centro de tratamiento para Alcohólicos en Londres, Ontario. Lo que he tratado de decirles es que AA moldeó  mis conceptos acerca de los programas de recuperación, y que mis amigos en AA, quienes compartieron conmigo sus experiencias con el alcoholismo, influyeron en mis ideas de lo que es el alcohólico y el alcoholismo. 

¿desea continuar leyendo?

Debes tener una suscripción a La Viña para tener el acceso completo a nuestras historias y audios.

inicia sesión Renovar Suscríbete

¿Necesita ayuda con servicio al cliente?

Llame al 800-640-8781 (Español), 800-631-6025 (Inglés), 212-870-3456 (Francés)
o escriba al correo electrónico: preguntas@aagrapevine.org (Español) o customerservice@aagrapevine.org (Inglés)

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí