No importa la distancia
Marzo / Abril 2021 | Edición Anual de Nuevos

No importa la distancia

El lenguaje del corazón le ayuda a sobrellevar la realidad del COVID-19 para su sobriedad

Mi nombre es Blas y soy alcohólico. En estos momentos nos encontramos algunos compañeros en la ciudad de Fresno, California, y aunque el viaje fue largo desde Phoenix, no importa la distancia, porque he podido encontrarme con compañeros con los que hemos salido de ese mal del alcoholismo. Es muy confortable el estar en la reunión y sentirse parte de una gran hermandad.

¿desea continuar leyendo?

Debes tener una suscripción a La Viña para tener el acceso completo a nuestras historias y audios.

inicia sesión Suscríbete

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí