Marzo / Abril 2011

Encontré una familia

Observando a los miembros de un grupo recupera la esperanza

Tenía yo un tiempo no muy largo en Alcohólicos Anónimos, y no estaba muy convencida de lo que escuchaba en el grupo en el que nací. Asistía a las reuniones para pasar el tiempo pues no conocía a nadie y porque, sin familia a mi lado, no tenía donde ir. Recuerdo que en ese grupo había una persona que no me quería. ¡Ella me decía que ese no era mi lugar!

¿desea continuar leyendo?

Debes tener una suscripción a La Viña para tener el acceso completo a nuestras historias y audios.

inicia sesión Renovar Suscríbete

¿Necesita ayuda con servicio al cliente?

Llame al 800-640-8781 (Español), 800-631-6025 (Inglés), 212-870-3456 (Francés)
o escriba al correo electrónico: preguntas@aagrapevine.org (Español) o customerservice@aagrapevine.org (Inglés)

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí