Article Hero Image
Julio / Agosto 1997

Experiencia en PRAASA

Desde que llegué a AA en 1980, he procurado ser parte de esta hermosa organización que me salvó la vida. Tuve la enorme fortuna de contar con el apoyo y confianza de mis compañeros tanto americanos como latinos, y he participado en numerosos eventos de compartimiento y servicio. Hoy quiero compartir con los lectores de La Viña la experiencia que vivimos en San Diego, California, donde fuimos anfitriones del evento llamado PRAASA — su sigla en inglés. En español el nombre es: Asamblea de Servicios de Alcohólicos Anónimos de la Región del Pacífico. 

En esta ocasión, me correspondió ser coordinador, un enlace con la comunidad hispana de San Diego. Este gran evento contó con la asistencia de 14 áreas de la Región del Pacífico, que mandaron sus representantes para trasmitir las inquietudes y sugerencias de sus grupos y distritos para los tópicos de la Conferencia de 1997. Como enlace me correspondió pedir a mis compañeros hispanos su colaboración y apoyo para recibir a nuestros visitantes, principalmente miembros y servidores de los distritos hispanos. Asistieron compañeros de las áreas del Sur de California, Costa Norte de California, Norte Interior de California y Medio Sur de California, quienes vinieron con sus Comités de área compañeros de sus Distritos y servidores a compartir con nosotros sus experiencias en el servicio organizado de AA. 

El Programa de Actividades del Evento estuvo matizado por diferentes temas para que cada uno de nosotros participara en las sugerencias enviadas por sus grupos y distritos. El tema central era: "La espiritualidad — nuestra base." Las diferentes presentaciones se desarrollaron siempre refiriéndose a la Conferencia. Entre ellas: "Conciencia — máxima autoridad,” “La canasta donde se mezcla la espiritualidad con el dinero," "Transmitiendo el mensaje a nivel mundial” “El crecimiento de la Conferencia y sus efectos en AA como un todo”  "Comité de archivos de la Conferencia” “Modificando los mapas regionales," "Las traducciones y el fondo de literatura internacional," “Folletos sobre La Viña y el Grapevine”, "Adaptación de los Doce Conceptos para otras estructuras de servicio a nivel mundial,” "¿Cómo trabaja tu área La Viña " Los Doce Pasos en los Centros de Tratamiento para Juveniles." "Uniendo las orillas con información completa," "Las juntas por computadora," "Necesidades especiales," "Sugerencias para el Paso Doce con bebedores activos," y la que era quizás la más importante de todas "¿Es tiempo de cambiar las historias del Libro Grande?" Y muchos otros temas en que los latinos nos veíamos precisados a exponer nuestros puntos de vista y necesidades de nuestros grupos o distritos. 

Los AAs hispanos de San Diego recibimos con agrado los compartimientos de los compañeros que vinieron para comunicarnos sus vivencias en I.P., IC, Literatura, Enlaces de Instituciones, Necesidades Especiales; y sobre todo los informes de los comités que se han formado en torno a nuestra revista La Viña. Los compas del Medio Sur de California compartieron que ellos han motivado sus grupos a mandar subscripciones de La Viña a los compañeros de Cuba, que han recibido con agrado sus ejemplares y han escrito a los grupos hispanos dando las gracias por este compartimiento. 

Motivo también de júbilo fueron los paquetes de motivación para dar a conocer a sus grupos los beneficios que como comunidad hispana nos ha proporcionado esta nueva vía de comunicación. Las experiencias compartidas suman un enorme caudal de vivencias de nuestro Tercer Legado, que debemos aprovechar para alcanzar al alcohólico sufriente, dedicando desde luego nuestros esfuerzos hacia nuestros hermanos latinos que sufren de alcoholismo. Los compañeros del Norte de California compartieron sus participaciones en I.P. en las escuelas que tiene el gobierno para las personas detenidas por conducir en estado de ebriedad. También compartieron el trabajo realizado en Necesidades Especiales, así como en el Comité Unir las Orillas para los compas que salen de las prisiones. 

Quiero cerrar este compartimiento dando las gracias a mis compañeros de los Distritos XVIII y XV de San Diego por su valiosa colaboración, atendiendo los diferentes puestos de servicio como fueron; Hospitalidad, Registraciones, Publicaciones, La Viña, Mesa de Traducciones, y la atención a las diversas reuniones que tuvimos, contando siempre con coordinadores, Lectores del Capítulo V y Tradiciones, así como participantes en todas nuestras juntas, que contaron siempre con el entusiasmo en compartir con nuestros visitantes, que nos trajeron tantas experiencias vivificantes en el servicio de Dios y a Alcohólicos Anónimos como un todo. 

También quiero agradecerle al Comité Organizador por haberme permitido servir como enlace a la comunidad hispana, al Comité del Área de San Diego/Imperial. Y muchas gracias en forma muy especial a los compartimientos que tuvieron con nosotros el Gerente General de la OSG, George D., y el Custodio General de los Estados Unidos, Larry N., que vinieron a compartirnos sobre La Viña y los nuevos precios de nuestras publicaciones. A todos gracias por su colaboración para continuar sin beber la primera copa por estas 24 horas. 

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí