Una humilde convicción
Enero / Febrero 2023 | Un Poder Superior | Sección Especial

Una humilde convicción

Muy buen día tengan todos y cada uno de ustedes, compañeros y compañeras dentro de la fraternidad de AA. Quiero agradecer al estado de Sonora, ciudad de Obregón, por su caluroso recibimiento y esa unidad que solo dentro de las filas se puede vivenciar.

Así fue como llegué, solo, desesperado, desconsolado, triste, sin rumbo ni dirección. En mis primeras horas dentro del anexo, comencé a escuchar esas palabras que a la postre salvarían mi vida: “aceptación, derrota definitiva, Poder Superior, humildad”.

Era necesario, primero que nada, la recuperación física, para con ello echar manos a la obra y así iniciar una incursión a mis adentros, con el único objetivo de una recuperación mental, pero sobre todo una recuperación espiritual.

Dentro de ese proceso tuve que admitir que siempre el alcohol y la droga me habían robado la voluntad, tuve que admitir que había perdido mi fuerza de voluntad a esa primera copa o a esa primera dosis de droga.

Hoy día estoy convencido de estar en un lugar seguro, un lugar donde realmente no pasa nada. Estoy agradecido con mi Dios, con AA y con mi familia, es solo por hoy y por toda la vida, porque toda la vida es hoy. Pasen felices 24 horas.

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí