Hacia adentro
Enero / Febrero 2023 | Un Poder Superior | Paso Tres

Hacia adentro

Cada mañana ofrece a los que le rodean la mejor versión de sí mismo

Dos años caminando hacia dentro…

El tiempo pasa rápido y es algo que he aprendido a valorar más desde que empecé, junto a vosotros, un camino hacia mi interior.

Vosotros me habéis enseñado que tengo que buscar dentro de mí para encontrar las respuestas que siempre he estado buscando en los sitios equivocados, a veces buscando respuestas en otras personas sin saber que todo está dentro de mí. Mis sentimientos y emociones son la respuesta a por qué bebo. Al analizar estos sentimientos y emociones llego a entenderme y a conocerme más a mí mismo.

Ahora empiezo a tomar consciencia de la realidad, una realidad que puedo moldear y comprender, una realidad en la cual siguen existiendo problemas, desacuerdos y controversias, pero en la que ahora puedo enfrentarme a todo sin tener que salir corriendo en busca de una copa para enfrentarme a ello.

Vosotros me habéis ayudado a descubrir lo mejor y lo peor de mí. Me habéis felicitado por lo bueno y me habéis ayudado a comprender que no debo castigarme por lo malo, debo aceptarlo e intentar tomar consciencia de mis defectos de carácter para ir mejorando día a día. Soy un enfermo, y como tal, necesito recuperarme de mi enfermedad. Gracias a vosotros he aprendido que hay una solución, vosotros sois la prueba de ello. He visto cómo el programa ha funcionado en vosotros, he visto cómo el asistir a las reuniones se ha convertido en mi medicina. En las reuniones he aprendido a caminar más ligero, vaciando sobre la misma mesa en la que tomamos nuestro café esa mochila que antes estaba cargada de culpa, resentimientos, ira, autoconmiseración y, sobre todo, mucho ego.

En algún lugar oí decir que los milagros no existen, que somos nosotros las personas las que hacemos que los milagros sucedan. A mí me gusta pensar que vosotros habéis sido para mí un milagro, el milagro que ha cambiado mi vida, mi persona y la vida de mi familia. Ellos están orgullosos de su padre, de su esposo, aunque aún tengo que seguir trabajando ya que es un trabajo diario y a veces descuido las tareas del hogar cargando con más trabajo a mi pareja, pero gracias a vosotros tengo la certeza de que todo saldrá bien, y aunque nunca seré blanco y puro como la nieve, tengo la ilusión cada mañana de ofrecer a los que me rodean la mejor versión de mí mismo.

“Él solito, y conforme a sus propias circunstancias, tiene que cultivar la buena voluntad. Cuando haya adquirido la buena voluntad, sólo él puede tomar la decisión de esforzarse. El intentar hacer esto es un acto de su propia voluntad”.  Tercer Paso - Doce Pasos y Doce Tradiciones, pág. 38.

Yo he tomado la decisión de esforzarme y de tener buena voluntad para estar bien conmigo mismo y, desde ahí dentro, regalar a los demás todo lo bueno que nazca, igual que vosotros me habéis regalado todo lo bueno que hay dentro de vosotros.

Os doy las gracias a todos y os deseo una vida llena de amor y felicidad.

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí