Feliz sobriedad
Enero / Febrero 2023 | Un Poder Superior | Mujeres en AA

Feliz sobriedad

Una compañera describe el crecimiento y la recuperacion que puede ocurrir a través del servicio.

Llegué a AA sin saber que iba a ese lugar. Creí que me iban a hacer una consulta médica o psicológica porque estaba tratando de componerme para poder buscar trabajo. Sabía que tenía que salir de mi tristeza, que tenía que buscar trabajo, y para eso tenía que pararle un poco a las cervezas, el tequila y la mota, pero yo ya no podía.

Me dejé llevar porque varios de mis intentos habían terminado en otra borrachera de varios días, día y noche, en medio de la noche, o a las once de la mañana. Había tenido muchas dificultades con mis padres y con mi esposo, ellos querían la custodia de mis hijos, y él me estaba demandando el divorcio necesario. ¡Esos eran mis problemas! ¡No el alcohol y las drogas!

Incrédula acepté dejar de beber por 24 horas. Me gustó el lugar y las personas también. Me sentí motivada a regresar y pronto empecé a servir el café. Me motivaba la constante invitación de mis compañeros a ser “rigurosamente honrada y tolerante”, “honradez conmigo misma y con los demás”, insistían.

Hasta entonces yo había creído que me conocía y que era muy inteligente, que mis problemas habían sido causados por mi mala suerte, por ser mujer, por mis padres y mis hermanos, por mis hijos y la sociedad machista e ignorante.

Abrí mi mente, fui deshaciendo en mis apadrinamientos y tribunas las capas y capas de autoengaño, falta de aceptación y falta de acción. Aprendí qué es la alegría de servir y fui dejando poco a poco mis apatías, mis miedos y mis resentimientos; no siempre 100% segura ni contenta, pero presente en AA cada 24 horas.

He hilado muchos soles y muchas lunas en AA, hoy mis padres ya no están en este plano, tengo dos nietos y mi hijo menor, que tiene una discapacidad, vive conmigo. Sigo sirviendo y espero pronto celebrar treinta y tres años de feliz sobriedad. ¡Se puede, sí se puede!

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí