Atrapado
Enero / Febrero 2023 | Un Poder Superior | Familia

Atrapado

Liberado de su propio encadenamiento, comienza a contar sus bendiciones

Soy un AA en proceso de recuperación. Yo llegué a Alcohólicos Anónimos hace algunos años, gracias a un instrumento enviado por Dios, como yo lo concibo, que fue un oficial de probatoria. Llegué a AA con una familia, una esposa y un hijo de un año.

Los primeros años de matrimonio fueron complicados. Era un alcohólico impulsivo y me sentía incómodo porque me desesperaba el estar en casa, extrañando a mis amigos en las barras, cuando mi familia me necesitaba, también yo los necesitaba pero el alcohol me tenía atado.

Con el pasar de los años la familia ha ido creciendo. Cuando nació mi segundo niño yo ya estaba en AA. Durante ese proceso fui tomándole más cariño a mi familia, en lo que concierne al verdadero cariño. Van pasando los años y mi recuperación empieza a obtener una forma diferente.

Nace una niña que no estaba en mis pensamientos; sin embargo, el ser papá es una alegría inmensa. Al tener una niña, aquellas ideas de no ser papá de una niña cambiaron por completo. Esta niña me ha impulsado a ver la vida de otra manera.

Me encomiendo más a Dios porque mi situación en este país es ilegal. Por momentos quiero que ya me manden a mi país y no volver a verlos, pero le pido a Dios que sea su voluntad y no la mía. Le pido fortaleza y AA me da las pautas a seguir. Tengo que luchar por mi familia estando en AA.

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí