Un mínimo de fe
Enero / Febrero 2021 | El Grupo Base de AA

Un mínimo de fe

Cuando llegó hace once meses no había dormido bien por días y sufría de ataques de ansiedad

Llegué a AA después de veintiocho años de ser bebedor, a los cuarenta años, sin sueños, con la salud deteriorada y sintiéndome un fracasado. Me sentía lleno de mucho odio, mucho dolor, mucho resentimiento y con el sello de fracasado. Cuarenta años y sin esposa y sin hijos.

¿desea continuar leyendo?

Debes tener una suscripción a La Viña para tener el acceso completo a nuestras historias y audios.

inicia sesión Suscríbete

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí