Gracias por existir
Enero / Febrero 2021 | El Grupo Base de AA

Gracias por existir

Con más de veinticinco años de sobriedad, un veterano comparte su gratitud por el tiempo compartido

El cuatro de febrero de 1995, asistí por primera vez a un grupo de Alcohólicos Anónimos. Era un alcohólico, pero no lo aceptaba, pues tenía veinticuatro años de edad. Estuve alrededor de dos meses y decidí ir a hacer la prueba. Después de emborracharme en unas ocho ocasiones y terminar siempre como la primera vez, acepté en lo más profundo de mi ser que era un alcohólico y sabía que necesitaba ayuda, y esa ayuda la obtuve en Alcohólicos Anónimos.

¿desea continuar leyendo?

Debes tener una suscripción a La Viña para tener el acceso completo a nuestras historias y audios.

inicia sesión Suscríbete

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí