Enero / Febrero 2014

Puente de la esperanza

Su última copa desencadena una derrota y el cambio

Llegué a Alcohólicos Anónimos por casualidad. Cuando escuché las primeras experiencias de mis compañeros, me salieron lágrimas, estaba asombrada de que ellos, con tragedias en sus vidas, reían, hablaran de sí mismos sin asustarse y de que hablaran de cosas de las que yo me avergonzaba.

¿desea continuar leyendo?

Debes tener una suscripción a La Viña para tener el acceso completo a nuestras historias y audios.

inicia sesión Suscríbete

¿tienes algo que quisieras compartir con nosotros?

¡Queremos escuchar tu historia! ¡Envíanos tu historia o foto y esta podría ser publicada en una próxima edición de la revista La Viña!

comparte aquí