Revista

De la edición de Julio-Agosto 2020.

En busca de ella misma

Su fortaleza como deportista se puso a la prueba hasta finalmente llegar a pedir ayuda espiritual

Hola, mi nombre es Consuelo y soy alcohólica. Yo era una mujer muy deportista, empecé a jugar fútbol y basquetbol en mi colegio a los dieciséis años. Si ganábamos bebía y si perdíamos igual. Tuve que parar de jugar fútbol porque sin pensarlo quedé embarazada y ya no podía jugar igual porque era la portera de mi equipo. Tenía cuatro meses de embarazo y paré de jugar, pero no de beber, bebí todo mi embarazo. Gracias a Dios que mi hijo no ha tenido ningún problema, es un profesional, es maestro y no bebe.

 

-- Consuelo G.

New York, New York, EEUU

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.