Revista

De la edición de Julio-Agosto 2020.

Un programa de vida

La sobriedad le ayuda a recuperar las partes de sí mismo que eran buenas e importantes

Hoy tengo el corazón pletórico de felicidad y agradecimiento. Vine a Alcohólicos Anónimos descreído de todo y de todos; de la vida, de mi futuro y de mí mismo. Apenas sabía que quizás tenía un problema con mi bebida, aunque aún tampoco lo admitía. Tampoco creía que Alcohólicos Anónimos pudiera hacer algo al respecto, ya que yo lo había intentado por mí mismo y había fracasado repetidas veces. Incluso vine en contra de mi voluntad, no quería hacerlo, pero las circunstancias se me volvieron insoportables. Mi esposa me amenazaba con dejarme si no lo hacía y la posibilidad de que lo hiciera era demasiado intolerable.

 

-- Luis F.

Canelones, Uruguay

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.