Revista

De la edición de Julio-Agosto 2020.

Una celebración de los 85 años de AA

La Presidenta de la Junta de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos comparte su amor por el lenguaje del corazón de AA

En la primavera de 2020, la Junta de Servicios Generales tuvo que tomar una decisión difícil y muy dolorosa. Ante muchos obstáculos derivados de la propagación de la enfermedad Covid-19, la Junta votó para cancelar la Convención Internacional en Detroit. Nunca he estado tan orgullosa de ser parte de la Junta de Custodios, ya que cumplieron con sus obligaciones fiduciarias sin dejar de hablar el lenguaje del corazón. La sabiduría y la gracia que proviene de la aplicación de nuestros Pasos, Tradiciones y Conceptos fue muy evidente. Alcohólicos Anónimos estará bien siempre y cuando nos mantengamos cerca de nuestros principios y exista la necesidad.

He recorrido un largo camino para aprender a compartir el lenguaje del corazón desde esa primera mañana del otoño de 2010 cuando deambulaba por el hotel Crowne Plaza, en la ciudad de Nueva York, en busca de la sala de conferencias LOH para asistir a una reunión de Grapevine a la que me invitaron como parte del fin de semana en que se celebraba la reunión trimestral de la junta. Afortunadamente, me encontré con un director de Grapevine que se echó a reír cuando le pregunté si podía dirigirme a la sala de LOH. Me informó que LOH no significaba “lobby del hotel”. En cambio, LOH significaba lenguaje del corazón (Language of the Heart, en inglés) y era una sala de conferencias ubicada en el edificio donde se encuentran la Oficina de Servicios Generales (OSG) y Grapevine. Corrí hacia el metro para llegar a la reunión.

-- Michele G.

Presidenta de la Junta de Servicios Generales, West Virginia, EEUU

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.